Prevención De Las Infecciones De Transmisión Sexual (ITS)

La prevención de las infecciones de transmisión sexual (ITS) y el mantenimiento de su salud sexual dependen de algo más que el uso de condones. Las personas que son sexualmente activas deben ser examinadas regularmente para el VIH y otras ITS, así como ser vacunados (si procede) para el virus del papiloma humano (VPH).

Las personas que usan condones inconsistentemente o nunca lo utilizan o tienen un riesgo elevado de contraer el VIH (y otras ITS) deben considerar iniciar PrEP. PrEP debe utilizarse en combinación con otras estrategias de reducción de riesgos, pero para las personas, por ejemplo, que no usan condones cada vez que tienen relaciones sexuales, PrEP ofrece una protección del 92% para el VIH.